12.3.07

Blog que estás en los cielos


Blog que estás en los cielos, santificada sea tu esencia...
Perdona que no pueda estar todo el tiempo en ti, aunque tú estés todo el tiempo en mi. Finalmente, eres una forma de casa en el espacio.
No nos dejes caer en la tentación de olvidar-nos a nos-otros en esta vida agitada y febril.
¡ah! y no se te olvide librarnos del man, digo, del mal. Amen

Sí, le rezo al blog, pues renunciar a ese momento de obligado encuentro con el mundo interior en estos días-de-madre se vuelve una tarea fácil, y gacias al blog me encuentro obligada a escribir de cuando en vez y encontrar-me, pues este mundo virtual me recuerda de vez en cuando que "debo mantener activo el blog que abrí".

En fin, y aunque sea una actividad arto egocéntrica, me encantan los diarios, pues es como entrar en la vida ajena de un "otro" (aunque sea la mia propia).

Andrés se enfermó y luego le siguió Daniel, y para colmo yo misma quedé enferma sin poder echarme en la cama como corresponde a un virus fuerte. Noches en vela, vómitos, preocupaciones, visitas al médico. Pero me acompañan estos poemas vivos, digo yo, estos cables a tierra que son los hijos, pues en medio de la noche y luego de vomitar al menos diez veces, mi nené de casi tres años me dijo consternado "mamá, es que tengo un problemita"
¡No me van a decir que aunque fueran las cuatro de la mañana y ni yo ni mi esposo hubieramos pegado un ojo... esa frase en medio de la noche con una vocecita que intentaba explicar de alguna manera lo que le estaba ocurriendo... no era como para morirse de la risa y la ternura, cosa que hicimos por su puesto! Creo que nunca voy a olvidar esa frase. ¡Al menos eso nos quedó de la vomitona!
Mi hijo Daniel me enseña algo nuevo cada día, pues fue un paciente "bien paciente", que se sorprendía de lo que le estaba pasando, pero apenas los vómitos parecían aplacarse, él lanzaba su positivo "me siento un poquito mejor, mami".

Y de los vómitos aprendí que:
  • son de lo peor, aunque son aún peor si vienen acompañados de una diarrea fuerte
  • el primperan a veces no hace efecto, y entonces uno no sabe qué hacer
  • internet ayuda a las 3:00 de la mañana cuando uno no va a llamar al doctor para preguntar algo que parece obvio, pero que para uno no lo es
  • luego de vomitar, aunque te pidan "agua, dame agua" hay que dar sorbitos cortos y racionarla como si estuvieramos en la guerra del coso-bobo-loco

3 Comments:

Blogger Aramakao said...

UN FUERTE ABRAZO A LOS CUATRO
CUIDENSE

12:45 a. m.  
Blogger La Gata Insomne said...

Ayyy Sonia, vengo de mi misma, de mi diario, que es del pueblo!!!
Y vengo tan emocionada y tan feliz de pertenecer a esta FAMILIA!!!! con todo y sus..... indefinibles, donde obviamente me incluyo, y me encuentro con este post:
la foto es maravillosa, el rezo con el lapsus!!! de morirse.
La definición de diario, me la agarro , o sea me la apropio, me la robo. Yo moría por un diario, con llavecita y candado y a veces sueño con escribir: Querido diario....
Luego el cuento de Daniel!!!!! es que es maravilloso, a cualquiera se le qutan los dolores los fastidios y haces una fiesta!!!1, eso a la vez me recuerda TANTO al tío Alfredo, cuando se ponía chiquito!!!
Roby de chiquitico, cuando todos los niños arman berrinches en las vidrieras de juguetes, cuando veía algo que le gustaba (por cierto muy pocas cosas) frenaba el paso, lo observaba, y como er poco frecuente yo lo invitaba a que fueramos a verlo, él lo observaba, lo volteaba, y finalmente me lo entregaba para que lo pusiera en su lugar, al salir me decía "mami, algún día, si tu puedes, me lo compras"!!!! y seguía. te imaginas!!!! yo lloraba!!! que venía de la Andrea que pedía por donde iba, aunque finalmente aceptaba, y hoy se regala todo lo que no pudimos nosotros.

Besos y MUCHAS GRACIAS POR SER FAMILIA!!! y por tus palabras por mi fiesta sorpresa. Igual a Gori y a mis prícipes.

Los quiero muuuccchoooo

1:27 a. m.  
Anonymous Claudia said...

Vuelvo siempre a este blog porque siempre me sorprende de multiples maneras.

9:58 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home