27.3.07

Poema cotidiano



Somos felices como ocurre en las películas
a veces llega la tristeza con cuerdas destempladas
yo digo
es la lluvia
es la humedad
es la luz que deja de colarse
es el rostro de mi hijo con sus ojos almendrados
es el alimento

Todo lo que hizo un hogar
y tejió el cuido
y desdibujó los alambres
todo lo que me sostuvo
y me enseñó nuevamente las palabras de amar
como leer cuentos a mis hijos pequeños

Así debe recorrerse la calle angosta del no lugar
sin otra filosofía
que la de ordenar a modo de distracción
una hebra suelta
en el bolsillo de un abrigo ajeno

3 Comments:

Blogger MDTorres said...

"recorrerse la calle angosta del no lugar
sin otra filosofía
que la de ordenar a modo de distracción
una hebra suelta
en el bolsillo de un abrigo ajeno"

Sonia! qué bello poema!
Te ha sentao de perlas esa doble maternidad. Feliz cumple para el Daniel!
Besos

8:36 a. m.  
Blogger Aramakao said...

Si, que bello poema
FELIZ CUMPLEAÑOS PARA DANIEL
************
UN ABRAZO

10:40 a. m.  
Blogger La Gata Insomne said...

Y entonces????

Cada día me convenzo más de que mientras más leo buena poesía menos escribo

a veces llega la tristeza con cuerdas destempladas

Qué fuerte, no el verso: la impotencia!!!! de hacer algo parecido

además soy testigo de tu fluidez con el lápiiz y con la teta.

¿Qué mas??'

Aquí de hijos y sobrinos los extraño MUUUUCHOOOOO!!!!

1:38 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home