5.7.07

Una lagartija soñada


El otro día Daniel se despertó y con los ojos bien abiertos me dijo:
-Mamá, ponme el disfráz de lagartija.
-¿Qué?- pregunté sin entender, pues mi hijo Daniel no tenía ningún disfráz así.
-Sí, dámelo, el disfráz de lagartija, con la lengüita roja, el que es todo verde.
Le mostré el de pirata, el de príncipe con sus espadas, hasta el de torito que se puso cuando era un bebé.
-No mamá. El que me pusiste anoche... Era bellísimo, yo me arrastraba por todas partes, me transformé en una lagartija de este color (dijo enfáticamente, señalando el color exacto del traje que le tenia que poner urgente en ese mismo instante)
La explicación del traje continuó dos días más. Por la mañana me preguntaba por el disfráz, y yo le volvía a explicar.
-No hijo, tu seguramente lo soñaste... O tal vez te lo pusieron en la escuela.
Al tercer día hubo llanto y crujir de dientes. La escena continuó mientras lo vestía, mientras lo montaba en el ascensor, mientras llegábamos a la escuela.
-¡¡¡¡¡Quiero mi disfráz de lagartija!!!!! ¡¡¡¡El que me pusiste la otra noche!!!!! Por favor...
Por si a las moscas, pregunté en la escuela si le habían puesto algún disfráz parecido, pero no: el fulano traje no existía. En la puerta de la escuela, atiné a decir que iba a comprarle uno así, que tal vez lo podía encontrar... pero que no era nada fácil, que las tiendas quedaban muy lejos, etc.
La mañana fue super complicada y realmente olvidé la promesa. Cuando llegué a buscarlo me esperaba con los ojos bien abiertos.
-¿Y mi traje de lagartija?
-No lo conseguí- mentí -lo buscaré esta tarde otra vez...
Me costó trabajo convencerlo, pero finalmente se resignó a esperar hasta la tarde, asi que tuve que cambiar mis planes de trabajo y dirigir mis pasos hacia el Boulevard de Sabana Grande en la difícil búsqueda, pues fuera de la época de carnavales, los disfraces no son fáciles de encontrar... mucho menos uno tan particular como "de lagartija". Por suerte, encontré una especie de cachucha verde con lengua y un mono verde horroroso, lo compré como si hubiera encontrado oro en pepitas. Al llegar a mi trabajo le cosí una cola con brillos, una barriga verde peluda y le puse ojitos a la cachucha fea. ¡Tenía mi traje de reluciente lagartija soñada!
Mi hijo me llamó cuatro veces por teléfono para preguntar cuándo llegaba y si ya estaba en camino. Tuve que apurar las cosas y finalmente cuando llegué a la casa, Daniel me esperaba con una sonrisa de oreja a oreja.
-¡Mi traje! ¡Mi traje!
Yo estaba un poco asustada, pues casi siempre los sueños son infinitamente mejores que la realidad, asi que saqué mis trapos de la cartera y se lo entregué confiando en que hicieran su efecto. ¡Ta taaaaan!
Cuando Daniel se puso finalmente su traje soñado, corrió al espejo, se arrastró, trepó, brincó, saltó, llamó a su primo Enrique, me rogó que lo llevara hasta donde estaba su primo con un grupo de amigos y allí se mostró inflamado de orgullo con su traje verde perico de lagartija. La lagartija más hermosa del universo. Todavía le dura la obsesión y por las mañanas me pide que le ponga su traje y se dedica un rato largo "a comer moscas" (una mosca se traduce en cualquier puntito negro que encuentre por el suelo, sea hormiga, mariposa, moco, pelo o piedra) por toda la casa. ¡Que viva la infancia!

5 Comments:

Anonymous mireya said...

hermosísimo

10:25 a. m.  
Blogger MDTorres said...

Me lo comoooooooo.
Que niño tan especial!

12:19 a. m.  
Anonymous Sofia said...

Qué lindo!!! Y qué madre tan especial también. ¿Cuantos niños se dan el lujo de tener una madre que casi que saca un disfraz de debajo de la manga? Te felicito...y también los quiero mucho aunque no nos veamos casi.

PD: Por cierto, voy a Venezuela del 12 al 17 de julio. Hoy me mudaron parte de la casa y mañana terminan.

Besos a todos y en especial a los pequeños de la casa.

Sofia

6:25 p. m.  
Blogger La Gata Insomne said...

Sonia
cuàndo es que llegan
me lo como,y elmuy sinverguenza no te dijo nada de que no era el mismo!!!! claro que lo notò y se hizo el loco!!!! puès el tuyo creaciòn de madre titiritera le gustò mucho màs!!!
ya me loimagino,y ya sabemos a quièn saliò,puès su papi era un Zelig metamorfoseandose a diario, què Genio.... y figura

Y me apoyo en Sofìa hay que verle la cara a sacarse el disfraz en los minutos libres

Me muero por verlos a todod

besos

9:16 p. m.  
Blogger Mariana said...

que lindo daniel!!!
y que bien que le hisiste un traje tan especial no creo que ninguna otra madre le ubiera podido aser un traje a daniel cuando lo avia soñado ...bueno besos y saludos a Daniel y a Gory

8:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home