12.5.07

Para todos los chuchis...

En el día de la madre tengo que hacer un aparte y hablar de mi hijo Andrés que como es el más pequeño, en el blog queda negreado en casi todos mis cuentos y anécdotas. Tiene sólo 10 meses, y está en esa edad redonda, mullida y contorneada en la que los bebés andan por el mundo en cuatro patas y son una mezcla de tractor con camioneta 4 x 4 con serpiente pitón y boa constrictor con pez limpiador de un acuario muy sucio... ¡¡¡¡mi chuchi!!!!! Andas por el mundo probándolo todo, tocándolo todo con tu risa pelada de casi cuatro dientes.
Por las mañanas se despierta a las 6:oo am, a veces hasta más temprano, y voy con un sueño endemoniado a darle su tetero, al ratito no me importa porque los dos nos acostamos en el chinchorro y es la hora de los apurruños y los besos. Luego quiere suelo, suelo todo el tiempo, pues ha descubierto que el mundo es ancho y ajeno, pero a veces se queda como perdido y me mira, hace un puchero, lloriquea y pide que lo rescate. Yo voy, lo cargo, lo mezo, lo arrullo y al ratito grita otra vez por su "piiiiso, piiiiso mamá ¡no quiero nada contigo! ¡tus brazos no son suficientes!".
Hay que ver que la maternidad es una cosa seria, porque cada experiencia es única e irrepetible. Con mi primer hijo, yo quería pronto verlo caminar, pronto verlo comer, pronto verlo correr... me leía los libros sobre el primer año de vida y casi casi iba pre-escribiendo el paso siguiente que le tocaría recorrer. Con Andrés consulto el mismo libro de vez en cuando y recurro a él más bien por urgencia que por ocio... me olvido de qué mes está cumpliendo (y debo hacer el recorrido mes a mes con el uno, dos y tres de los dedos para responder con verdadera certeza, un poco lo que me pasa ahora cuando me preguntan la edad...) y no vivo tanto en lo que hará pronto, sino que disfruto todo lo que puedo en el hoy y ahora.
Pero estos días me dió no se qué... porque me di cuenta de que cuando caminan, ya se va el bebé de sólo cargar, el redondito que a cuatro patas anda husmeando su baja existencia, el que hace viejitas con su rostro desdentado y cinco lobitos con su manita rechoncha y contorneada. El roro, el chuchi, el ñeñe, el baboso, el que llora porque le sale un diente, el que se calma con un pedazo de pan duro, el que se canta solo por las noches para dormirse... en fin, el bebecito este que me tiene la existencia dividida.
Cada mañana cuando lo dejo en la guardería me voy "con el alma partía" y suspiro porque qué compleja es la vida: quiero hacer mi trabajo y al mismo tiempo me gustaría estar ahí todo el tiempo para él (un año se pasa en seguida -me digo- y no se repite más, y yo me lo pierdo cada día que paso trabajando, lo tengo sólo en las madrugadas, en las tardes y los fines de semana). Pero así es la vida. Por eso, este día de la madre, brindo por el chuchi limpiapisos ¡mi querido tractor de contundente voz! y todos los chuchis del mundo...

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Al "chuchi" dan ganar de abrazarlo apretarlo, comérselo a besos, cargarlo, hablarle, apretarlo a otra vez, mirarlo, hablarle, reirse, llorar de alegría y no se cuantas cosas más. Es una preciosura que gatea por todo husmeando, buscando, mirando y emanando vida a diestra y siniestra.
Yo te amo chiquitin mio, nieto delicioso.

1:30 p. m.  
Blogger La Gata Insomne said...

Ahhh vo que atardecer ya se pasó al anonimato, seguro que tanto éxito la perturbó, pero la reconozco en esa baba.

Yo simplemente amo a estos niños. Daaniel es no sé cómo decirlo, pero la vida hizo que yo compartiera con Andrés una semana larga y divina y puedo dar fe de que no son monerías de madre
ES DE COMÉRSELO!!!!!!!!Literalmente

Y Sonia, no sabes cómo te entiendo, yo me pasé la infancia de mis hijos pensando en que se iba a acabar rápido, has visto algo más neurótico. Cada paso hacia adelante es una victoria y un duelo, cuando comen con cuchara se acabó la teta!!! cuando gatean se acaban los brazos ( y los adornos) ni te cuento cuando caminan, es horrible

siempre recuerdo en todos los pasos de mi vida y la de los míos "dejar es morir un poco", gracias a Dios verlos creccer también es una victoria y un nuevo nacer

Besos a mi chuchi consentido 4X4, reilón, sangre liviana y en fin DELICIOSO!!!!!!

9:48 p. m.  
Anonymous Claudia said...

¡Ya quiero tener el segundoa!

3:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home