10.12.06

C'est la vie...

Voy en el carro conversando con mi esposo y sentencio en voz alta:
-Así es la vida- Mi hijo Daniel, acostumbrado a repetir todo lo que oye como un lorito, repite -La vida-. Yo divertida, por juego, le pregunto: -¿Y tu sabes qué es la vida?- segura de que va a responder cualquier cosa. El se queda muy serio pensando y me dice: -Sí, la paz- Yo pienso que es una casualidad y ha respondido sin saber de lo que hablamos y le vuelvo a preguntar: -Si, eso es la vida, ¿y qué más?- a lo que responde: -Mi papá-. Emocionada, vuelvo con la pregunta: -Si, eso también es la vida, ¿y qué más?-. Se queda un rato pensando y me dice: -También las plantas-
Los niños son un concentrado de sentidos. Mientras aprenden a hablar, pueden realmente exprimir el jugo del sentido primigenio de una palabra para devolverte a sus raíces, como lo hizo ese día al resumir sin problemas que la vida es (¿o debe ser?): estar sereno -y feliz-, estar con la familia y con la naturaleza.

Algo que me hace reír mucho: para Daniel las chucherías saladas como los chicharrones o las papitas fritas son: ¡caramelitos de pollo!

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola Sonia, quiza no sabias pero me encanta tu blog, siempre reviso a ver si escribiste algo nuevo, me encanta ver las fotos de Daniel y de Andres que realmente es un cuchuchurro esta precioso.
Leer tus aventuras de crianza es tan rico me dan ganas de ser mama.
gracias
Elisa

3:16 a. m.  
Blogger sonia said...

¡Qué sorpresa! Gracias. Qué bueno que nos podemos encontrar también asi... Te quiero mucho!!!!!

1:37 p. m.  
Blogger La Gata Insomne said...

Hola sonia
Ya con 2 ojos mejorados, veo y leo lo que puedo.
Veo: Ninos preciosisimos. Daniel filosofo, pensador.
Andres un puchurrungo desplayado de comerselo.
Y una mama muy emocionada con toda esta vida, que no se como puede compartir con tantas otras actividades.

Bellos todos, e inferimos que papi tambien participa mucho en todo.

Besos

10:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home